miércoles, 29 de enero de 2014

SER UN MIERDA


"Ser un mierda", "Más miedo que verguenza", "Con la cuerda por arriba", "Sin salir del grado confort", "Dame sextos y llámame tonto"...cualquiera de éstos podría haber sido el título del post...cualquiera de ellos me vale...
Dicen por ahí que la escalada es un deporte muy desagradecido, que dedicas mogollón de tiempo entre semana a entrenar y todos tus fines de semana a escalar, y que en cuanto lo dejas un sábado y un domingo, porque están cayendo chuzos de punta, o porque no te puedes escapar de una reunión familiar, se acabó lo que se daba! has perdido todo lo que te había costado tanto esfuerzo ganar! ala!! a empezar de nuevo!!!

En realidad no creo que sea así. La escalada es un deporte muy agradecido. Si tienes algún familiar que te "subvencione", o un trabajo como dios manda, sin mucho esfuerzo podrás salir a escalar entre tres y cinco días en semana, y descansar sábado o domingo, lo que además te permite huir de las hordas de gente que nos congregamos en determinados sectores cada fin de semana y a la vez progresar rápidamente y escalar rutas de "grado medio" sin demasiada dificultad. Incluso a lo mejor consigues hacer algo más que "grado medio".

En mi caso no tengo muy claro que una mayor dedicación a la actividad fuera ligada a unos mejores resultados, pues cuento con otra limitación. El miedo!!...ese compañero de escalada que se mete en tu cabeza y no deja que tu cuerpo haga el trabajo para el que tú sabes que está perfectamente preparado. Ayyy...qué frustrante es...


El sábado estuvimos en Entrepeñas. Bastante concurrido, aunque como íbamos sin ninguna pretensión, no tuvimos problema para hacer las vías que nos apeteció. Esto también debe ser bastante frustrante. Me refiero a tener una vía en la cabeza y no poder hacerla porque está ocupada. Y es que a veces, no se puede ni pedir vez, porque el grupo de amigos acapara la vía durante todo el día y pasan el domingo pegue va y pegue viene...A mí ésto me quita las ganas...que queréis que os diga...



A pesar de todo lo pasamos bien. Y pudimos hacer una vía que no conocíamos. Dicen que es 7b. Subí con la cuerda por arriba. Y bajé con la sensación de que la podía encadenar. Aún así no me atreví a subir de primero...qué pereza arriesgar...que palo caerme...
conclusión...soy un mierda...


El domingo lo pasamos en Cuenca, en Valdecabras Sur


Como llegamos relativamente pronto, pudimos elegir una vía fácil para calentar. Al segundo y medio ya teníamos dos cordadas detrás pidiendo vez, y un tío con su cuerda empujando la nuestra y mirándome fijamente, supongo que para intentar intimidarme y que me diera prisa. Yo, no hice ni caso, y me recreé todo lo que pude, pero esto también me quita las ganas...que queréis que os diga...



Nos acercamos a la parte más alta de Valdecabras. Han abierto allí un puñado de vías nuevas, y curiosamente todas son 7a. Éste es un fenómeno sin nombre que cada vez está más extendido. Si preguntas por el grado de una vía nueva, siempre te dicen: "será 7a...7a+..." y cuando la escalas te das cuenta de que este grado puede abarcar un rango entre el 6c+ y el 7b. Naturalmente esto es un arma de doble filo, porque si te ha costado como un 6c+ y dicen que es 7a+, te vas a casa más contento que unas castañuelas. El problema es cuando te ha costado como un 7b y dicen que es 7a...
conclusión...soy un mierda...


Hicimos un 7a que nos pareció 7b. Como a Miguel le costó sacarlo, tuve la oportunidad de repetirla. Por supuesto, no me atreví a arriesgar y  subí con la cuerda por arriba, y en el último pegue, en lugar de intentar encadenarla de primero, volví a subir de segundo y la encadené. 
Conclusión...soy un mierda...







6 comentarios:

Miguel dijo...

Jajajajaja. Pero que bien no lo pasemos!!!!

Anónimo dijo...

Lo que a ti te pasa, también me pasa a mí, pero tu tienes el don de describirlo mejor. Un abrazo para los dos.
Pepe

Nach dijo...

Tú no vives de la escalada, es tu hobby, presión cero. Lo que describes le pasa a todo el mundo menos el 1%, que te crees que los fuertes no pasan miedo!!!. Este deporte es así, cuando vas a correr y en una cuesta te paras no piensas que eres "un mierda", jejj. No obstante parte de la culpa la tiene Miguel, si te vinieras a escalar conmigo no te pasaría eso, pues las poleas las montarías TÚ, que yo paso miedo. Salgo del armario !! Buen post. Saludos.

Wimbor dijo...

Hola Mar…nunca te habia escrito aunque no me pierdo ninguna entrada en el blog, comentarte que la escalada no es desagradecida simplemente porque es lo que nos da la vida y vibramos con ella solo de pensarlo y eso es de agradecer.
En cuanto a lo de ser un mierda, mierda son los que hablan mucho y escalan poco, los que se jactan de su grado mirando por encima del hombro a los demás, los que dicen que hacen y no hacen naaa, los que dejan mierda por todos los lados….etc…..pero están muy lejos de ser un mierda los que escalando hacen lo que pueden sin mas, esforzándose dia dia para superarse y que en su mente siempre siempre hay un poquito de escalada….aunque su grado sea el de III+…mi preferido…jajaja.
Wimbor

Juan Luis dijo...

A veces nos creemos que somos algo y nos terminamos viendo como eso, aunque estemos lejos de serlo. Repetirse que uno es un mierda cuando hay algo que no puede superar es algo que, por ejemplo, a mi me pasa a veces, aunque intento descojonarme de mi mismo cuando me siento así.

Si por no poder hacer 7b por tener miedo uno se queda "en los sextos", imagínate cómo nos sentimos aquéllos que, por más que entrenemos tenemos el séptimo grado todavía lejos y nuestra progresión no es para nada rápida -o tan rápida como ves en otros, que a veces compararse es el inicio de esos pensamientos-.

A disfrutar, que para que nos rebajen el ánimo ya tenemos al día a día o a la Troika esa, que tiene hasta nombre de bruja.

Si te vale de algo...

http://pensarsentirmirar.blogspot.co.uk/2012/08/arriba.html

Salu2!

Mar Espinosa dijo...

Ayyyy...me parto...qué salaos que sois, jodíos...jajaja. Me he reído un montón con vuestros comentarios.

Miguel, mi vida...efectivamente, siempre lo pasamos bien y eso es lo que más vale!

Pepe, tío...miedo tú?? a quién quieres engañar? con esa planta que tú tienes...

Nach, es verdad que no nos va la vida es esto, pero no puedes evitar presionarte a ti mismo. Al final, la práctica de cualquier deporte, si te gusta de verdad, no se trata más que de una historia de superación personal. Y...si salgo a correr y me tengo que parar en una cuesta...soy un mierda, fijo...jajajaja...anda, que como esperaras que te pusiera yo las cintas...no ibas a pasar del quinto superior...jejeje

Wimbor! gracias por tu visita!! efectivamente, en nuestra mente siempre hay lo mismo...la montaña, la roca, paredes interminables, la textura del granito, el color de la caliza, regletas, agujeros, cuerdas, vacío, sensaciones que van más allá del grado de una vía o de la dificultad de un itinerario. Esas cosas, intangibles la mayoría de ellas, que nos hacen regresar una y otra vez, a pesar de que la última vez nos hayamos sentido unos "mierdas" ;) Un abrazo!

Juan Luis, yo también pretendía reírme de mi misma. Cuando te sientes frustrado por no conseguir el objetivo que persigues no puedes evitar sentirte algo decepcionado, pero al fin y al cabo estamos aquí para pasarlo bien, no? y por supuesto, cada uno con el nivel que decida, que quiera o que pueda! gracias por tu comentario!

Muchas gracias por vuestros comentarios, chicos!!

Publicar un comentario en la entrada